ABRAHAM CALERO / Dignus

La Galería Jorge Alcolea participa en la XIX edición del Festival Off de PHotoEspaña2016 presentando la exposición DIGNUS de Abraham Calero: veinticuatro fotografías que conforman su serie “Los olvidados” y se alzan como un alegato en defensa de la dignidad de los objetos.

 

Esta nueva edición del Festiva PHotoEspaña fue concebida como una gran panorámica sobre el medio fotográfico en el continente europeo. En este contexto se sitúa el trabajo de Abraham Calero, que en su serie “Los olvidados” ha emprendido la incansable tarea del arqueólogo en busca de la puesta en luz y dignidad de objetos que habían desaparecido en la sombra del pasado.

Vidas útiles que dejaron de serlo un día y fueron condenadas a la sustitución y el olvido, pero que revelan con sus cicatrices, su óxido y sus abolladuras las heridas materiales de nuestra propia civilización. Arqueólogo es también el espectador cuando se postra ante las precisas reconstrucciones de Abraham Calero, y lee parte de su propia historia en los objetos que ahora contempla en todo su esplendor estético.

Los veinticuatro retratos de objetos recuperados que componen Dignus aparecen ante nuestra mirada como ancianos que muestran sin complejos el paso de los años, que han dejado de ser trastos para transformarse en testigos que se elevan plenos de dignidad. Donde había utilidad caduca, hay ahora un espejo que interroga sobre cuestiones fundamentales, sobre la memoria y el olvido, sobre el límite entre la materia inerte y lo humano, sobre nuestra propia cualidad moral como sociedad.

 

Abraham Calero divide en su serie “Los olvidados” el objeto en sus elementos fundamentales y los fotografía por separado, en sucesivos primeros planos, para  lograr retratar sus heridas con el máximo nivel de detalle. Polvo, telas de araña, óxido y arrugas cartografían así la extensa vida del objeto una vez que sus partes han vuelto a ensamblarse en un ulterior proceso de fotorreconstrucción.

La extrema nitidez con que se muestra así el objeto, negada a la vista natural del ojo humano, permite el acceso a una óptica insconsciente de definición, profundidades de campo y perspectivas imposibles. Los límites de la fotografía convencional son traspasados en esta actuación minuciosa que se vale a partes iguales de los avances de la tecnología digital y del trabajo artesanal.

 

“Intento, con humildad, atrapar el interior de lo fotografiado, trascender la captura de la luz reflejada…”

 

Abraham Calero